Tarjetas para criar hijos solidarios

El reconocimiento de nuestros sentimientos y los sentimientos de los otros, es la base principal de nuestro desarrollo humano, el conocimiento y entrenamiento de nuestras emociones y nuestras respuestas ante tales emociones, son la base de una vida en comunidad con buenas perspectivas. 


La empatía sin duda está relacionada con la facilidad de reconocer a los otros. Reconocimiento que parte del reconocimiento de nuestros sentimientos y emociones. Solo se puede dar una comunicación natural y sin esfuerzos en optimas condiciones cuando las premisas anteriores se cumplen. No es tan sencillo como parece, no solo de palabras está hecha la comunicación y aveces, solo las palabras no son fiables. 


Entonces, ¿que hacemos?, esta habilidad se basa en la tarea de reconocer y descifrar rápidamente lo que no se dice con palabras,  y se basa principalmente en la atención, de las expresiones y lo que ellas quieren decir. Para conseguirlo, es fundamental la observación, y para entrenar esta observación podemos sentarnos horas frente a un espejo y evocar diferentes situaciones que nos hacen sentir de una manera u otra, observar nuestra expresión facial y concluir. Este ejercicio nos guiara perfectamente en el reconocimiento facial de las emociones.


La cuestión es mas o menos así: 


EVENTO - COGNICION - ESTADO EMOCIONAL - COMPORTAMIENTO - EFECTO DE TAL COMPORTAMIENTO. 


UN NIÑO ENFERMO - Yo pienso: ESTÁ EN PELIGRO - Yo siento: TRISTEZA - Que hago: AYUDAR - Resultado: SOPORTE MUTUO. 


En el caso del trabajo con los niños, con y sin dificultades de aprendizaje existen juegos que ayudan a establecer tal reconocimiento facial a través de fotografías. 


En casa, usamos 36 fotografías que describen las distintas emociones, estas emociones están representadas por colores que se relacionan entre si. Aunque hay muchas actividades que se pueden hacer con estas tarjetas, aún no hacemos muchas  por la edad de Rebeca, por ahora con 18 meses, se pueden contar historias acerca de porque los niños de las fotografías se sienten de determinada forma. Es una excelente idea para contar cuentos.


Este reconocimiento no solo se hace por medio de las fotografías, se puede adquirir en cada momento de la vida siempre que este presente un humano y una emoción, luego cualquier lugar sirve, solo es necesario que se mantenga una atención activa en todo lo que hacemos, que lo podamos comprender para nosotros mismos y luego podamos explicarlo a los demás, sean nuestros hijos, compañeros, familia y amigos.