Amaxofobia, ¿te da pánico lo de conducir? ... no eres el único!

La amaxofobia se define como un persistente, anormal e injustificado miedo a conducir un automóvil.

Se trata de una fobia propia de los conductores, quienes se sienten incapaces de sentarse frente al volante del vehículo. Se dice que la sufre aproximadamente el 33% de los conductores, en mayor o menor grado (sólo un pequeño porcentaje resulta profundamente afectado, al punto de ser completamente incapaz de conducir).

Se caracteriza por producir sudores, taquicardia, respiración agitada o entrecortada, temblor, malestar estomacal, mareos, cefaleas, vértigo y otros síntomas propios de la ansiedad. Puede estar provocada por secuelas postraumáticas de haber vivido un accidente de tránsito, o bien por malas experiencias durante el aprendizaje.

Ya sea por miedo de estar en un accidente de tránsito o por considerarse incapaces de enfrentar el tránsito automotor, la vida de las personas que padecen esta fobia se ve afectada. Muchos manifiestan sentirse frustrados por depender de los demás a la hora de trasladarse de un sitio a otro, o bien se sienten seguros solamente al conducir en la autoescuela junto al instructor, pero una vez obtenido el registro dejan de conducir y en consecuencia, sus temores aumentan. 

En ocasiones solicitan ayuda a psicólogos quienes, al no poseer necesariamente los conocimientos sobre manejo vehicular, no pueden ayudarlos satisfactoriamente, lo mismo sucede frente a conductores experimentados a los que se les solicita ayuda, pero que no poseen los conocimientos psicológicos para auxiliar al paciente con la fobia.

Para tratar este tipo de fobia y lograr que el paciente consiga conducir un automóvil sin sentir temor, existen programas basados en la psicología cognitivo conductual. Siguiendo planes de tratamiento en varios pasos, las personas que padecen esta fobia pueden mejorarse y llevar una vida normal.